PEREGRINAR ENTRE VARIAS LENGUAS. CORNÉE JACOBS

PEREGRINAR ENTRE VARIAS LENGUAS. CORNÉE JACOBS (fragmento)

[...]Alejandro Martínez ha realizado una escultura audiovisual en cuyo interior se desarrolla una proyección sin fin de diapositivas y se escucha una cinta de audio que se basa en la manipulación de un texto holandés. El texto es la sucesión de fechas y acontecimientos que constituyen la hostoria de Rotterdam. El idioma holandés grabado ha sido multiplicado y superpuesto en determinadas fechas  creando un resultado sonoro tal que revela la importancia de los sonidos, el rito¡mo y el timbre del orador (la voz pertenece a Jozef van Rossum). Difícilmente ya puede identificarse como un idioma, podría ser incluso ruso. En el trabajo de Alejandro la barrera del idioma predominantemente produce sonidos ininteligibles y hermosos.

Alejandro fue guiado por Rotterdam. Su pensamiento viaja en paralelo a la geografía del lugar y medita en los hallazgos e imágenes. Decide tomar como dirección y objetivo la existencia del río Rotte, origen de la ciudad. Se encontró con tiendas de trastos viejos y con el mercadillo local. Allí encontró grandes rollos de cinta adhesiva y lámparas de mesa de cobre y de pie. Es la inmediata proximidad de los estudios, encontró piezas de madera y una tubería de cobre con la que piensa interpretar el río. Empaqueta bloques de madera y los embala completamente con cinta adhesiva, expresando las actividades del puerto. Mientras tanto Alejnadro recorre Rotterdam en bicicleta y hace fotografías. Toma fotos de vallas publicitarias, viandantes y personas que telefonean desde cabinas, paradas de autobuses, ventanas decoradas, indicativas de la comodidad holandesa dirigida hacia el exterior, fachadas, instalaciones portuarias y dobles retratos de los artistas participantes, similares pero uno de ellos desenfocado. Finalemnte es un extenso material fotográfico que utiliza para su trabajo definitivo.

Al cabo de cinco días la obtra fue cedida. Se convirtió en un gran prisma truncado de madera fijado a la pared a nivel delos ojos. Un orificio circualr a un extremo en la parte inferior permite al espectador literalmente meter la cabeza en la caja. Al fondo se ha fijado un círculo fosforescente. Desde una posición invisible sobre la cabeza del visitante, se proyectan las diapositivas. Debido al círculo, cada foto de un paisaje urbano sigue manteniendo ligeramnete el brillo en la siguiente foto. Se puede oír un magnetófono. Debido a la ininteligibilidad de los sonidos melodiosos, esto en combinación con el flujo de fotografías, provoca un efecto de meditación sobre el espectador. [...] Cornée Jacobs